El edema macular diabético, principal causa de ceguera en personas de menos de 50 años

0

Más de 1.000 personas han participado en una encuesta sobre el conocimiento del edema macular diabético entre la población. Los resultados muestran que apenas un 21% conoce esta enfermedad, y sólo un 18% sabe que afecta a los dos tipos de diabetes.

La Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), la Red de Grupos de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria (RedGDPS) y la Federación Española de Diabetes (FEDE) con el apoyo de Bayer han elaborado una encuesta sobre el edema macular diabético, cuyo objetivo ha sido conocer la concienciación que la población tiene de esta patología asociada a la diabetes. Ante los resultados, el doctor Alfredo García Layana, secretario de la SERV, declara que “los datos obtenidos ponen de manifiesto la necesidad de tomar mayor conciencia sobre el impacto de las complicaciones de la diabetes en la retina, ya que un tercio de los pacientes diabéticos desarrolla retinopatía diabética y, de ellos, otro tercio de los pacientes sufre EMD”. De hecho, los expertos deducen que para el año 2035 la cifra de afectados de EMD habrá aumentado en un 55%.

RESULTADOS DE LA ENCUESTA

El edema macular diabético es la principal causa de ceguera en personas de menos de 50 años, pero un 74% de los encuestados lo desconocen. Sólo un 21% conoce esta enfermedad y, de estos, sólo un 18% sabe que afecta a los dos tipos de diabetes. A su vez, Andoni Lorenzo, presidente de la FEDE, explica que “tan sólo el 26% de los encuestados conocen la recomendación oficial de revisarse la vista una vez al año, esto es grave”.

El EMD es una complicación común de la retinopatía diabética, una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos de la retina. Se caracteriza por un engrosamiento de la retina en el área macular provocado porque los vasos sanguíneos dañados dejan salir líquido y lípidos a la zona central de la mácula. El paciente puede sufrir perdida grave de la visión o, incluso, ceguera. Cerca del 30% de los pacientes con diabetes durante 20 años o más desarrollaran edema macular diabético.

El diagnóstico del edema macular diabético se confirma mediante una exploración de la retina que puede realizar el oftalmólogo y también el óptico-optometrista sin necesidad de dilatar pupila. Se detecta de forma objetiva y con precisión la presencia de líquido en las capas de la retina y permite rastrear zonas de engrosamiento retiniano teniendo de esta forma datos objetivos para valorar la evolución y respuesta al tratamiento de estos pacientes.

Existen varios tipos de tratamientos para combatir el EMD. Entre ellos se encuentra el tratamiento con anti-VEGF, que inhibe el factor que provoca el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en el ojo. Otro tratamiento es con láser, que resulta útil para preservar la visión, pero en el EMD avanzado tiene limitaciones. También se puede tratar con la vitrectomía, que reemplaza el humor vítreo enturbiado por sangre con una solución salina con corticoides que suprimen la inflamación y reducen la fuga de líquido de los vasos sanguíneos pero pueden inducir la aparición de cataratas. No obstante, la última innovación en el tratamiento del EMD es aflibercerpt, un medicamento que permite mejorar y mantener la agudeza visual.

Compartir.

Los comentarios no están activados